Los gobiernos de Canarias y España retoman la agenda para impulsar la candidatura de La Palma para albergar el TMT

0
57

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, se ha reunido durante la tarde de hoy, jueves 11 de junio, junto a la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, con el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. El objeto de este encuentro, en el que también participaron Rafael Rodrigo, secretario general de Investigación, y el director del Instituto de Astrofísica de Canarias, Rafael Rebolo, es reimpulsar la candidatura del Roque de Los Muchachos para albergar el proyecto del Telescopio de Treinta Metros TMT (Thirty Meter Telescope), y seguir posicionando La Palma como alternativa a su ubicación inicial en el entorno de Maunakea en la isla de Hawái.
Durante el encuentro se han abordado los preparativos de las reuniones que se celebrarán próximamente con los socios del consorcio del TMT, que se vieron paralizadas en marzo y abril por la pandemia. Esas reuniones se llevarán a cabo de forma telemática con cada uno de los miembros del consorcio, “con especial incidencia en los socios americanos”. El presidente de Canarias y el ministro volverán a abordar este asunto a mediados de julio, cuando coincidirán en el Consejo Rector del Instituto de Astrofísica de Canarias, que se celebrará en Tenerife.
El presidente de Canarias ha avanzado que en la reunión de hoy se han tratado aspectos importantes, “el apoyo y el compromiso contundente del Gobierno de España para lograr este proyecto”.
El Cabildo de La Palma ya aprobó de forma definitiva la concesión de los terrenos reservados para la instalación del TMT. También se cuenta, desde noviembre de 2019, con las licencias administrativas de obras en los municipios donde se desarrollarían los trabajos: Puntagorda (el grueso de la obra) y Garafía (modificación de un tramo de carretera). “Si se decidiera su construcción en La Palma, podrían comenzar inmediatamente porque ya contamos con todas las licencias”, apuntó Ángel Víctor Torres.
Inversión y vanguardia
Desde el punto de vista económico, la construcción del TMT supondría, según las estimaciones iniciales, una inversión de más de 1.400 millones de dólares y cientos de empleos directos e indirectos durante los ocho o diez años que duraría su construcción. Una vez el telescopio se complete, el TMT invertirá alrededor de 26 millones de dólares al año en operaciones de observación y funcionamiento, al tiempo que empleará a unas 140 personas.
Con el TMT, Canarias se situaría a la vanguardia en el conocimiento del Universo albergando la infraestructura científica más importante en España y una de las más importantes en Europa. Será el telescopio terrestre más avanzado y potente de la historia, así como el telescopio óptico infrarrojo más grande del hemisferio norte. El TMT integrará las últimas innovaciones en control de precisión, diseño de espejos segmentados y óptica adaptativa. Será tres veces más amplio y con nueve veces más área que el telescopio de luz visible más grande del mundo. El TMT poseerá una sensibilidad diez veces superior a la de los observatorios ópticos/infrarrojos de más capacidad ya existentes y con el sistema de óptica adaptativa que corrige la distorsión de la imagen causada por la atmósfera, podrá proporcionar imágenes doce veces más nítidas que el Telescopio Espacial Hubble.
Apoyo institucional
Desde todos los ámbitos institucionales se ha mostrado apoyo a la ubicación del TMT en La Palma, con declaraciones como la del Pleno del Congreso de los Diputados, en septiembre de 2019, en la que se afirma que “para la sociedad palmera y canaria supondrá beneficios de índole socioeconómico, ofreciendo a la actual generación y a las próximas una oportunidad única para formarse y trabajar en ámbitos de la ciencia”. Desde Canarias, el propio Gobierno autonómico, el Parlamento, los cabildos y los ayuntamientos también han aprobado declaraciones institucionales a favor de La Palma como emplazamiento idóneo para esa importante infraestructura científica.

Deja un comentario